¿Qué es la usabilidad desde la perspectiva de tu usuario y algunos tips?

¿Qué es la usabilidad desde la perspectiva de tu usuario y algunos tips?

Cuando tenemos el objetivo de posicionar nuestra página debemos tener siempre en mente que la navegación que realiza cada usuario debe permitirles encontrar lo que buscan de manera rápida y sencilla. De esto se trata la usabilidad, de permitir el fácil acceso y/o uso de un producto o sitio web. 

 

Probablemente antes ya habías escuchado hablar sobre el diseño de experiencia de usuario o diseño UX, y aunque son dos términos parecidos que interactúan entre sí no debemos confundirlos al momento de poner en práctica la usabilidad. 

 

Aquí te contamos cómo se relacionan estos dos conceptos y sus diferencias:

 

El diseño de experiencia de usuario es la suma de todos los elementos que hacen parte de una página web y su apropiada sinergía cada vez que un usuario tiene relación con ella. 

 

Aquí interactúan todos los componentes relacionados al diseño y funcionamiento  (Contenido deseable / placentero, accesibilidad, credibilidad, hardware, software, usabilidad, diseño de interacción, diseño gráfico y visual, calidad de los contenidos, buscabilidad o encontrabilidad, utilidad, etc.) igualmente son muy importantes las sensaciones y los factores  emocionales que generan confianza y que se dan durante la relación con el usuario. 

 

La usabilidad es una subdisciplina del diseño UX y juntas contribuyen a que la experiencia del usuario sea un proceso fluido y emocionante. Y lo mejor de la usabilidad es que podemos medirla con precisión. 

 

Para medir la efectividad de nuestra usabilidad debemos empezar teniendo en el centro de la experiencia al usuario, conocer qué quiere hacer el usuario dentro de nuestra página y  el entorno del usuario para realizar la navegación, así podremos determinar el nivel de usabilidad. Ahora veamos los principios básicos para tener una interfaz usable:

 

  • Debe ser fácil para el usuario familiarizarse y ser competente en el uso de la interfaz de usuario en el primer contacto con el sitio web. 
  • Debe ser fácil para los usuarios lograr su objetivo a través del uso del sitio web. 
  • Debe ser fácil recordar la interfaz de usuario y cómo utilizarla en visitas posteriores.
  • Debe estar relativamente libre de errores cuando se use.

 

Si lo ponemos en un ejemplo de un ecommerce piensa que este proceso de usabilidad debe ser algo así:

 

  • El usuario llega a tu página, la entiende, y se le facilita navegar el sitio y ver lo que tienes para ofrecerle
  • Es claro para el usuario como agregar productos al carrito y cómo realizar la compra como tal, además lo que tu ofreces es lo que en realidad necesita.
  • El usuario no puede comprar en ese momento, pero cuando llega a su casa por la noche quiere finalizar la compra; tu ecommerce es tan inteligente que incluso le sugiere al usuario los productos o servicios que ya había visto, y lo hace de una manera fluida. 
  • La experiencia de compra es tan agradable que el usuario no experimenta ningún error, lo que hace que quiera volver a comprar ahí. Sin embargo, cuando vuelve a comprar, encuentra un error lo bueno, es que la página del error es tan carismática que no le da importancia, y termina comprando un producto o servicio relacionado.

 

Podemos medir la usabilidad a lo largo del proceso de desarrollo, desde wireframes y prototipos hasta la entrega final. De esta manera podemos asegurar la disminución de errores constantemente.

 

Es importante analizar el rendimiento y las preocupaciones de los usuarios con un proceso consciente y analítico del diseño web de tu sitio de manera temprana 

 

A partir de ahí, podemos aplicar un conjunto de reglas generales con cada avance; debido a que tienden a ser generales, debemos adaptarlas a nuestra área específica. Estas reglas muestran las características de un elemento que ha demostrado mejorar la usabilidad. 

 

Podemos ajustar las revisiones de diseño de acuerdo con estas pautas, siempre y cuando examinemos todas las dimensiones. A veces, podría implicar ajustar un diseño de menú; O, ajustar los contenidos; O, podría implicar mirar algo mucho más profundo.

 

Ya que conocemos la importancia de los contenidos, del desarrollo web y de las demás consideraciones de diseño para la usabilidad. Veamos cómo entran en funcionamiento cada una:

 

Servidores

 

Los servidores utilizados para alojar sitios web son una consideración de usabilidad. Dos factores principales que debemos considerar al momento de seleccionar servidores son:

 

  • Velocidad: Google clasifica por la usabilidad hasta cierto punto. La rapidez con que se carga tu página es uno de los factores de clasificación, por lo que la velocidad de carga también es una preocupación en la optimización de motores de búsqueda. 

 

Un sitio web de carga lenta y de respuesta lenta no conecta con los usuarios y terminan ellos abandonando las páginas. Los servidores influyen en la velocidad de carga de una página en función de su capacidad, especialización, etc. 

 

Naturalmente, no son solo los servidores los que influyen en la velocidad de una página; el diseñador web tiene mucha influencia sobre esto en la forma en que entrega las imágenes. Gráficos, etc., también.

 

  • Tiempo de inactividad: durante el tiempo de inactividad, un sitio web es completamente inaccesible. Es justo decir que la mayoría de los sitios web experimentarán el momento ocasional de tiempo de inactividad cuando un servidor se desconecta.

    Sin embargo, algunos sufren más que la mayoría; La elección de un servidor confiable permite la entrega de una mejor experiencia de usuario. Una mala experiencia podría hacer que un usuario se encogiera de hombros y volviera más tarde. Lo que implicaría que ese usuario puede ir a otro lado.

 

HTML

 

Enfoca el HTML que usas para brindar una mejor experiencia de usuario. Si bien, hasta la fecha, solo los sitios web móviles se benefician de la clasificación de la experiencia del usuario en Google, probablemente sea justo inferir que en el futuro esto también será cierto en todas las plataformas. Algunas consideraciones clave para tu HTML incluyen:

 

  • Utilizar etiquetas ALT: las etiquetas ALT se utilizan junto con las imágenes; estas permiten transmitir información adicional sobre la imagen que no se muestra como parte del texto principal. Las etiquetas ALT ayudan a la indexación en los motores de búsqueda (permiten decirle al motor de búsqueda el contenido de la imagen). También ayudan con la narración del lector de pantalla en el caso de usuarios con discapacidades visuales.
  • Página 404 no encontrada: los enlaces rotos ocurren, especialmente en sitios web grandes. Si bien lo ideal es que pruebes todos los enlaces regularmente y repares los que estén rotos, es una buena idea tener un plan para cuando los usuarios se encuentren con un enlace roto. Ese plan es la «Página 404 no encontrada»: una página 404 bien diseñada intentará ayudar al usuario a regresar a una experiencia positiva. 

 

Factores visuales

 

Los factores visuales que afectan la experiencia general del usuario son los factores en los que, normalmente, el diseñador tiene más control. Eso significa prestar mucha atención a:

 

  • Tamaño y color de fuente: procura elegir fuentes que sean fáciles de leer. Eso significa altos niveles de contraste con el fondo y los tamaños de fuente lo suficientemente grandes para que los usuarios puedan leer fácilmente. Si tu base de usuarios es de edad avanzada o deficiente visual, haga las fuentes más grandes.
  • Marca: la marca, en particular el logotipo de la empresa, ayuda a los usuarios a saber dónde están en línea. Basado en los patrones de movimiento de los ojos, el lugar ideal para el logotipo es la esquina superior izquierda de la pantalla. Aquí es más probable que los usuarios que leen de izquierda a derecha miren cuando lleguen por primera vez al sitio.
  • Colores de diseño: los colores deben ser consistentes para transmitir la marca y también para desarrollar un atractivo estético. Además, deben entregar legibilidad. A menudo, también necesitan transmitir una jerarquía de información.
  • Navegación: para que los usuarios obtengan el máximo provecho de un sitio web, deben ir del punto A (el punto de entrada) al punto B (donde quieren estar) de la forma más rápida y sencilla posible. Eso significa proporcionar sistemas de navegación útiles, que incluyen (para sitios web más grandes) funciones de búsqueda, para facilitar esa transición.
  • Contenido: el diseñador web puede o no ser responsable de crear la copia del sitio web, pero hay elementos de diseño en la forma en que se muestra esa copia para las experiencias del usuario:
    • Encabezados: debes organizar el contenido en partes manejables mediante el uso de encabezados, subtítulos, etc. Esto significa desarrollar un esquema para la visualización consistente de cada tipo de encabezado en todo el sitio web, asegurando una experiencia consistente cuando los usuarios navegan por el sitio.
    • Párrafos: permite que los párrafos sean claros y fácilmente reconocibles para ayudar a evitar que el usuario se vea abrumado por un «texto ladrillo». 

 

Llegó el momento de medir, veamos ahora herramientas de usabilidad del sitio web:

 

Existen muchas herramientas que nos permiten medir nuestro sitio web, algunas son gratuitas; Algunas son freemium, otras premium. Prueba con varias hasta que encuentres la que funcione con tu sitio web, después de encontrarla darle permiso para que recopile los datos sobre la usabilidad. Así, de los datos se puede ver lo que están experimentando los usuarios, lo que está saliendo bien y lo que no está bien.

 

En resumen

 

La usabilidad se refiere a la facilidad con la que un usuario interactúa con un sitio web o un producto. Hace parte del diseño de UX, pero no es la historia completa del diseño de experiencia de usuario. La usabilidad depende de tres aspectos en particular:

 

  • Los usuarios deben encontrar con facilidad y dominar la interfaz de diseño.
  • Deben ser capaces de lograr su objetivo fácilmente mediante el uso de ese diseño.
  • Deben poder aprender la interfaz fácilmente, de modo que las visitas de retorno sean tan fáciles, si no más, fáciles.

 

Debemos analizar nuestro diseño web al determinar la usabilidad, teniendo en cuenta todo, desde la accesibilidad y la utilidad del contenido hasta la credibilidad y el diseño del contenido que los usuarios disfrutarán. Eso significa pensar por adelantado. ¿Quiénes son tus usuarios? ¿Podrían tener problemas para leer tu texto? ¿Puedes hacerlos sonreír o reír adoptando un tono divertido? Los usuarios querrán sentirse seguros de que están navegando de forma segura. Haz que se sientan así.

 

También debes tener en cuenta las realidades de la web. Encontrar un servidor confiable para su sitio que se cargue rápidamente es crucial. En el nivel HTML, debe usar etiquetas ALT y diseñar una página de captura útil en caso de que se rompa un enlace.

 

Los factores visuales, incluidos los colores del diseño y el formato del contenido también son importantes. Tener un sitio atractivo está muy bien, pero ¿pueden los usuarios navegar fácilmente?

 

Finalmente, prueba, prueba, y prueba. Existe una gran cantidad de herramientas de usabilidad de sitios web. Nunca subestimes el valor de las pruebas desde una etapa temprana. Al conocer donde los usuarios hacen clic, por ejemplo, estarás bien encaminado para aprender sus caminos y qué tan útil es tu sitio.

 

Existen muchas más cosas que podemos tener en cuenta, si quieres saber más déjanos tu correo y te contactaremos en la menor brevedad posible.

 

¿Quieres saber un poco más de SEO técnico? Déjanos tu correo y te contactaremos en la menor brevedad posible.

Guia SEO